Nutrición Salud

Adiós al tabaco: ¿Por qué tendemos a engordar al dejar de fumar?

adios al tabacoHan pasado dos semanas desde que la última campanada nos marcara el inicio del nuevo año 2015, atrás quedan las fiestas navideñas cargadas de encuentros, emociones e ilusiones, es hora de retomar la rutina. Es típico que la entrada de un nuevo año venga cargada de una larga lista de propósitos (empezar a comer sano, apuntarse al gimnasio, dejar el tabaco…), desde la sección de Nutrición vamos a hacer todo lo posible por hacerte más fácil el cumplimiento de estos propósitos.

Hoy queremos centrarnos en todos aquellos que tenéis la intención de dejar de fumar, si no lo tenéis muy claro aquí te dejamos algunas de razones por las que dejar el tabaco:

Recuperarás la capacidad pulmonar y respiratoria → Normalizándose los niveles de presión arterial, el ritmo del pulso, mejorando la circulación sanguínea y el nivel de oxigenación de la sangre.

Recuperarás la vitalidad → Desaparecerán algunos síntomas como tos, congestión nasal, fatiga…

Reducirás el riesgo a padecer ciertas enfermedades → Cardíacas, cánceres (garganta y pulmón), así como enfermedades bucales.

Irás recuperando los sentidos de olfato y el gusto → También mejorará el olor corporal, del cabello y la frescura de tu aliento.

Mejorará tu aspecto físico → Tu piel se verá mas tersa y suave, además los dientes comenzarán a recuperar la blancura.

Tu bolsillo se alegrará → En los últimos años el tabaco es uno de los productos que más se ha encarecido, quitándote del tabaco conseguirás ahorrarte bastante dinero y pudiéndolo invertir en viajes y ocio, por ejemplo.

Uno de los miedos a la hora de decir adiós al tabaco es la predisposición a ganar algún que otro kilo de más, es cierto que existen varios factores que hacen que puedas ganar peso:

Desde el punto de vista fisiológico. Dejar de fumar afecta al sistema hormonal, al sistema nervioso y como apuntábamos anteriormente al sentido del gusto y el olfato (haciendo más apetecibles los alimentos), así como a la digestión de las comidas y a la capacidad de asimilación de los nutrientes presentes en los alimentos.

Desde el punto de vista psicológico. Podemos enfrentarnos a ataques de ansiedad o insomnio y comiendo tenemos la sensación de superar y combatir estos síntomas.

¿Que le pasa a nuestro cuerpo cuando dejamos el tabaco?

Los componentes tóxicos del tabaco junto con la nicotina afectan negativamente a las funciones del organismo. La nicotina es un compuesto orgánico, un potente veneno que en bajas concentraciones actúa como estimulante, siendo uno de los principales componentes adictivos del tabaco.

En personas fumadoras dicha sustancia provoca una disminución del apetito, afectando a los movimientos musculares (en el estómago e intestino) que se producen durante la digestión de los alimentos. Además inhibe la funcionalidad de la vesícula biliar, dificultando la asimilación de grasas y el aprovechamiento de los nutrientes.

– Algunos estudios indican que la capacidad de generar calor en el organismo debido a reacciones metabólicas (Termogénesis) en personas fumadoras puede aumentar hasta un 6% y las necesidades calóricas en reposo hasta 200kcal, ésta es una de las razones por las que se ganan kilos al dejar el tabaco.

– Cuando una persona fumadora siente hambre responde a los bajos niveles de glucemia usando la acción hiperglucémica de la nicotina, es decir, fumándose un cigarrillo. Cuando se deja de fumar se pueden producir situaciones de estrés y ansiedad, que tratamos de calmar ingiriendo mayor cantidad de alimentos de lo necesario o recurriendo a alimentos más calóricos y muy poco nutritivos.

– Como ya comentábamos anteriormente, dejar el tabaco supone recuperar el olfato y el gusto. Cuando dejamos de fumar los alimentos se nos presentan más apetecibles, disfrutamos más de las comidas y deseamos alimentos con sabores fuertes, esto puede hacer que se coma más y el resultado es un incremento de las calorías en nuestra dieta. Además, mejora la digestión, metabolismo y asimilación de los nutrientes, siendo este proceso más eficaz.

Te hemos dejado algunas de las razones mas convincentes para dejar de fumar, desde el punto de vista nutricional hemos visto cómo se comporta nuestro organismo cuando damos esquinazo al tabaco. En el próximo artículo veremos cómo plantarle cara a las dificultades que se nos presentarán, esperemos que para entonces ya os halláis planteado el dejarlo y empecéis a poneros en marcha.

Enrique Martínez Avecilla es nutricionista y dietista y puedes encontrarlo en@Quique_MtnzAve

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
X