Gastronomía Vivir en Nervión

Aixalag, sabor a Nervión

patatas AixalagEn la era de las franquicias, los paquetes de China y la producción en serie, existen pocos productos artesanos exclusivos de un barrio de una ciudad. Las patatas fritas Aixalag son una excepción, y son un producto de venta exclusiva en Nervión. La Fruteria Kiwi, en José Luís de Casso, es el único lugar de Sevilla donde desde hace más de cuatro años pueden adquirirse los productos de la marca Aixalag. Las patatas fritas son la principal atracción de esta marca nervionense, pero hay otros productos como cortezas, patatas paja, aritos, etc. Aixalag es el nombre que un incansable empresario en sus inicios en Manuel Casana y más tarde en la calle Goya decidió colocar a los productos artesanos que elaboraba en su carbonería, después de intentarlo con el nombre “La Estrella”, que sin embargo resultó estar ya patentado. De esta forma y dándole la vuelta a la palabra “galaxia”, las patatas fritas se colaron en los recuerdos de la infancia de muchos vecinos y vecinas de la zona desde los años 70 en adelante.

Tras años de éxito y de alimentar las tardes de muchos nervionenses, la freiduría de Goya 34, tuvo que cesar su funcionamiento. De todas formas, mucho tiempo después, Manuel, el propietario, siguió vendiendo sus originales productos, y es que, tras patentar su marca “Aixalag”, el empresario llegó a un acuerdo con una empresa cooperativa para que elaborara sus patatas y productos de la misma forma que durante años lo había hecho Manuel en su negocio. De esta forma, aunque el proceso de elaboración ya no se hiciese en Nervión, el espíritu y el sabor de Aixalag permanecerían intactos.

Ahora, y tras el fallecimiento de Manuel, son muchos los sevillanos y sevillanas que se acercan a la frutería Kiwi simplemente a seguir comprando las patatas Aixalag. Cuentan sus propietarios que adquirieron la marca de manos del propio Manuel, quien no quiso que el producto dejara de venderse en Nervión. El éxito de las patatas fritas y demás productos Aixalag es aún notable, lo atesoran los clientes de la frutería y lo confirman los vendedores que aseguran que hay gente que solo viene a por las patatas fritas de toda la vida.

Fernando Márquez Cuadri

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR