Gastronomía

Chip’s Bar & Burger: La joya escondida

chips burger

¿Se puede hacer una crítica de un sitio en el que has pedido comida para llevar? Por supuesto. De hecho, suponemos que en este mes de agosto en el que a muchos no solo se nos quitan las ganas de cocinar sino que somos más proclives a darnos un caprichito, puede que os venga hasta bien. Hoy queremos hablaros de Chip’s Bar & Burger, un local escondido en Santo Domingo de la Calzada al que nos hemos vuelto un poco adictos. 

Cuando decimos la palabra “burger”, a nuestra cabeza se nos viene una suculenta hamburguesa, pero también esa connotación negativa de que lo que comemos no debe ser demasiado sano. Ese prejuicio nos viene precisamente porque la hamburguesa, desgraciadamente, se ha convertido en el icono por antonomasia de la fast food. Pero eso no tiene por qué ser así para nada. La hamburguesa ha recorrido un camino de dignidad en los restaurantes, y ya es raro el que no tiene una en carta, sea el tipo que sea.

La hamburguesa es la piedra angular de Chip’s Bar & Burger. Sus hamburguesas son de ternera, de ternera salmantina para ser más exactos. Con denominación de origen de La Valmuza, esta carne es jugosa y muy sabrosa, como si la acabaran de traer de la carnicería. Y el pan en sus hamburguesas -también tienen de pollo y pollo enmpanado- es también especial, ya te da la sensación de que comes un brioche brillante por fuera, aunque la masa no tiene nada de mantequilla, por lo que es más ligero y no le quita el sabor a los ingredientes que contiene. Y llega a casa sin estar empapado, perfectamente conservado porque, además, son agradablemente rápidos en llevarte el pedido a casa al contrario que muchos otros restaurantes de este tipo.

En lo referente a las hamburguesas, muy recomendables la Jucy Luzy, cuya carne puedes rellenar de cheso cheddar o, para los más atrevidos, de potente queso azul. También muy jugosa la JFK, con cebolla a la plancha y una suntuosa salsa barbacoa hecha con Jack Daniels. Para los que quieran algo más ligero, tienen los wraps, que en un rollo de fina tortita como el Caprice, incluyen una fresca ensalada con pollo empanado muy crujiente, bacon y un poco de salsa puesta con mesura que no hará que te chorree por todas partes. También tienen bocatas -uno interesante con carne de cerdo asada, ensalada y salsa western- y sándwiches -desde los más ligeros a los más atrevidos-.

chips burger 2

En cuanto a las guarniciones, tenemos que hacer mención a las patatas deluxe, aunque las tienen en muchas combinaciones de salsas y aderezos. Lo peculiar de estas patatas -la ración es bastante abundante- es que aunque vienen a casa en un recipiente de plástico, cuando las abres no observas nada de aceite en el plástico transparente. Están muy bien escurridas y sin una pizca de grasa de más.

En cuanto al precio, bien medido y equilibrado. Nada de excentricidades y justo en comparación con lo que te ofrecen. Además, en su defensa, hay que decir que olvidaron la salsa de las patatas al traer al pedido. Yo no me había dado ni cuenta, cuando llamaron al timbre. Era el repartidor, que se había dado cuenta al llegar al restaurante y había vuelto con dos tarritos de la salsa que había pedido -el segundo, entre disculpas, me decía que había sido por las molestias-. La verdad es que da gusto que te atiendan bien cuando la comida viene en una caja a casa. Y también es refrescante que haya nuevas hamburgueserías más independientes que pongan esmero en lo que hacen y tengan tiempo para atenderte y cumplir las expectativas del cliente. Frente a aquellas otras más frías en las que la mitad de las cosas tienes que ponértelas tú, aunque se supone que estés pagando por el servicio.

Miguel Pérez Martín

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X