Este es tu barrio

El cine club sevillano que conquistó a Orson Welles

orson welles

Se llama ‘Vida’. Tan grande la palabra y tan llena de aristas que abarca la existencia entera. Este cine club nació en una Sevilla a medias entre la oscuridad y la luz de la libertad de expresión. Fueron los jesuitas que hoy se encargan del Colegio Portaceli de Eduardo Dato los que en 1957 crearon este espacio para la cultura en su sede original de la calle Trajano. 

Sesenta años después, parece mentira pero aquel proyecto llevado con mucho esfuerzo por los promotores y los propios alumnos, fascinados por las posibilidades del cine como arte, siga vivo, hoy como cine club de Cajasol. Pero volvamos a los orígenes. La fundación de este club viene motivada por unas palabras del Papa Pío XII, que calan en Manuel Linares, primer director del cine club. El pontífice decía en su discurso a los productores italianos que el cine debía servir, además de para entretener, como una herramienta formativa. Y así se lo tomaron en la calle Trajano.

Las proyecciones, en la calle Trajano, se comenzaron realizando con un mismo sistema que se mantendría a lo largo de las décadas: entrega de programa, presentación, proyección y coloquio posterior. ¿Y a qué viene el titular de este reportaje? Muy fácil. El director Orson Welles estuvo en Sevilla en 1964, y tuvo un momento para reunirse con los responsables de los cine clubs de la ciudad, incluido este de los jesuitas. El director quedó maravillado por el movimiento en torno al cine que se había creado en una ciudad como Sevilla. Y no es el único ilustre que pasó por él. Por el Cine Club Vida estuvieron Felipe González, Alfonso Guerra, Michelangelo Antonioni o Alec Guinness -mientras rodaba en la ciudad su película ‘Lawrence de Arabia’.

Habrá que esperar hasta 1991 para que aquel cine club llegue al actual colegio Portaceli, donde se mantendrá durante una década en las instalaciones del Centro Arrupe, cambiando aquella sala de proyecciones por un salón, en el que se realizan a día de hoy las conferencias y actividades comunitarias. Tras aquello, fue Cajasol la que se hizo cargo de aquel proyecto, manteniéndolo hasta nuestros días. En la Fundación Cajasol, sigue presente reflexionando a través del cine sobre las grandes cuestiones de la sociedad, alimentando los debates sobre cuestiones culturales y sobre la actualidad.

R.N.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X