Actualidad

Izquierda Unida presenta un plan más verde para la ampliación del tranvía

Izquierda Unida tranvia verde

“Un tranvía más sostenible, menos costoso, mejor planificado y más participado”. Eso es lo que se propone Izquierda Unida a través de las 14 alegaciones que ha registrado este miércoles al proyecto promovido por el gobierno local de Juan Espadas (PSOE) para ampliar el Metrocentro desde la estación de San Bernardo a la de Santa Justa por las avenidas San Francisco Javier y Luis de Morales.

González Rojas ha presentado en rueda de prensa, junto al ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Indalecio de la Lastra, y el portavoz de la Red Ciudadana de Sevilla, Ángel León, este paquete de propuestas que, según ha precisado, son el resultado de un proceso participativo abierto a los vecinos y colectivos sociales de la ciudad.

Así, entre sus alegaciones, Izquierda Unida rechaza por ejemplo la construcción del paso subterráneo proyectado a la altura de Ramón y Cajal, dada la “herida” que esta actuación provocaría en el paisaje urbano. Y es que, a juicio de Rojas, “no tiene sentido gastarse 3 millones de euros para ahorrarnos sólo 12 segundos de viaje”. Máxime –ha abundado- cuando uno de los objetivos de poner en marcha un modo de transporte público colectivo es el de reducir el número de coches, “algo que no se logra con la propuesta del gobierno del PSOE”.

IU también plantea en sus alegaciones una remodelación alternativa para las avenidas San Francisco Javier y Luis de Morales que, básicamente, pasa por mantener la mediana y su arboleda en ambas vías, reducir el número de carriles de tráfico rodado y aumentar las aceras. En palabras de González Rojas, esta es, sin duda, “una opción mucho más sostenible y ajustada a la normativa urbanística municipal” que la propugnada hasta ahora por el gobierno de Espadas que, “como es sabido, supondrá la eliminación de casi 200 árboles de un plumazo”.

Al hilo de esto, González Rojas ha recalcado que el PGOU es muy claro en cuanto a la reurbanización de San Francisco Javier y al reconocimiento de las zonas verdes en Luis de Morales. Y ha advertido de que el trazado por el que se apuesta en el Plan Especial para la ampliación del Metrocentro “vulnera manifiestamente el planeamiento actualmente en vigor”.

“Podría pasar lo mismo que con la biblioteca del Prado”  

Es más, en sus alegaciones la federación de izquierdas apunta al precedente de la sentencia del Tribunal Supremo que en 2000 tumbó la biblioteca levantada por la Universidad de Sevilla en el Prado de San Sebastián, obligando a la Hispalense a restituir los jardines que allí había con anterioridad. Una situación que, según Rojas, podría repetirse con la obra del tranvía prevista, dado que “no se puede edificar sobre una zona verde aunque se mantenga el uso público del suelo”.

Secciones propuestas

Izquierda Unida también incide en sus alegaciones en las “múltiples deficiencias que contiene el Plan Especial sujeto a exposición pública”. Entre ellas, Rojas ha destacado la “falta de concreción” en la evaluación económico-financiera, que arroja un preocupante déficit de más de 117 millones de euros hasta el 2052; el empleo de estadísticas sobre el uso del tranvía de hace más de siete años; la inclusión de cálculos sobre impacto en la calidad atmosférica correspondientes a otras de otras zonas de la ciudad… Y a todo ello hay que añadir, además, la existencia de un informe sobre el arbolado que “supuestamente no está actualizado”.

Por eso IU insiste en sus alegaciones en la necesidad de poner al día y de ajustar a la realidad todos esos estudios y análisis “si de verdad queremos contar con un proyecto riguroso”, ha añadido Rojas.

Un proyecto “hecho a la medida de la Alcaldía”

En este marco, el portavoz de la Red Ciudadana de Sevilla, Angel León, ha señalado que, “al margen de la manipulación de los datos y de los sesgos y lecturas interesadas realizadas hasta el momento por el gobierno de Espadas, la realidad es que toda la filosofía que inspira el Plan Especial responde al dictado de la Alcaldía”, que dice que es “juez y parte en esta historia”.

“Estamos ante un proyecto hecho a medida para que no haya ningún tipo de contestación social ni exista participación ciudadana alguna”, ha denunciado Ángel León, quien ha recriminado a Espadas que hasta la fecha no se haya sentado aún con los vecinos y comerciantes afectados, ni haya convocado la Mesa de Movilidad para abordar este asunto en profundidad, como prometió en su día que haría.

Por su parte, Indalecio de La Lastra, ha avisado al alcalde de que “no se puede contentar a todo el mundo”, que es lo que a fin de cuentas se busca con el plan que está sobre la mesa. “O apostamos por los coches o lo hacemos por el peatón y los espacios públicos, pero las dos cosas a la vez no”, ha argumentado este experto miembro de la coordinadora local de IU.

R.N.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X