Este es tu barrio

La mujer que levantó el primer colegio del Distrito Nervión

Su silueta es parte de la banda sonora más hermosa del barrio de San Roque, la de las risas de los niños corriendo y jugando. El colegio Carmen Benítez es el segundo más antiguo de la ciudad, y el más antiguo de nuestro distrito. Impulsado por una mujer generosa.

Claro porque, ¿quién fue Carmen Benítez? Plaza y colegio llevan su nombre, y merecido. Esta mujer a la que en los diarios de la época llaman «dama jerezana» fue la benefactora de estas escuelas que a día de deben ser orgullo y, por supuesto, son historia del distrito de Nervión.

Nos trasladamos a 1896, cuando Carmen Benítez y Cortina, ya viuda, acude al ayuntamiento. En aquellos tiempos, se estaba subastando una parcela a orillas del antiguo Tagarete que nadie quería, junto a la Parroquia de San Roque. La subasta, de hecho, quedó desierta. Fue entonces cuando Carmen Benítez se presentó en el consistorio para obtener aquella parcela. La compra se establece en un precio de 4 pesetas por metro cuadrado.

La idea de la jerezana siempre estuvo clara: en aquella parcela levantaría unas escuelas con dos secciones, para niños y niñas, pagadas íntegramente de su bolsillo, y siempre para donarlas al ayuntamiento. Pero había una condición: la educación debía ser en función de las directrices de la educación «católica, apostólica y romana». Siempre. Si se cambiaba en algún momento aquella pauta, la donación se revocaría.

El proyecto se le encargó al arquitecto provincial Francisco Aurelio Álvarez, y creo una fantasía de ladrillos y azulejos rematada con un reloj, lo que le valió al centro el apodo de ‘el colegio del reloj’ -Álvarez es autor del monumento a Daoiz en la Plaza de la Gavidia o numerosos pabellones monumentales a la entrada del Cementerio de San Fernando-. Una vez terminado, se cumplió el deseo de Carmen Benítez, comenzando las labores educativas en el nuevo centro donado a la ciudad.

Las Escuelas de Carmen Benítez incluían en su edificación dos viviendas de maestros, señoriales y bien dotadas, cuya intención estaba orientada a la dignificación y la consagración social de una profesión a la que se quiere dar la importancia que merece como pilar del desarrollo económico y social del país.

La ciudad supo cómo agradecérselo a esta ‘dama jerezana’, y por ello desde finales del siglo XIX la plaza ante la que se exhibe la fachada del colegio lleva su nombre, y la nombró Hija Adoptiva de Sevilla, colocando una placa en el colegio que recordara la generosa donación de Benítez.

El incidente de 1932

Inauguración de las escuelas de Carmen Benítez en 1896.

Pero claro, todo iba bien hasta que en 1932, y por orden estatal, se establece el laicismo en la enseñanza en todo el territorio español. Y claro, el alcalde hispalense del momento, González y Fernández de la Bandera, se acuerda de la condición que puso Carmen Benítez para donar el colegio.

Por ello, el alcalde -con un final tan triste e injusto durante la Guerra Civil que le arrebataría la vida años después- le escribe al ministro para contarle el caso singular del colegio. Y le pregunta al máximo responsable de la Instrucción Pública si hay algún tipo de cláusula o excepción a la que agarrarse para no tener que implantar el mandato ministerial y poder seguir contando con el colegio o, en caso de que no sea así, si el Estado puede asumir la compra de unos locales para establecer como escuelas que sustituyan a las levantadas por la benefactora. El ministro nunca contestó.

Aquella pregunta que se hizo el alcalde sigue flotando en el aire pues, con el paso de los años, la enseñanza oficial católica desapareció. ¿Se puede revocar aún la donación de Carmen Benítez? Mejor no plantearlo. A día de hoy, el colegio del corazón de San Roque presume de historia y de altruismo, y recuerda a su fundadora: la que regaló un colegio a Sevilla, el segundo más antiguo de la ciudad detrás de los Altos Colegios de la Macarena.

M.P.M.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X
/* ]]> */