Nutrición Salud

La sardina se corona como la reina del verano para nuestros cuerpos

sardinas

En verano, con las vacaciones como bien se viene indicando, cambian los hábitos alimenticios. Hoy hablaremos de un producto natural que es el rey de los chiringuitos y un clásico del verano: las sardinas.

Por normal general la población de interior se desplaza hacia la costa. Este hecho hace que uno de los cambios más drásticos sea el cambio en el tipo de proteína, pasando del predominio de la carne durante año al predominio del pescado en la costa. Este hecho suele ocurrir en nuestro caso, ya que somos una población de interior, por lo que el consumo de carne durante el año es superior al de pescado. En artículos anteriores hemos hablado de la dieta atlántica y de las características del pescado, pero hoy vamos a ser un poco más precisos y vamos a hablar de un pescado que en las costas andaluzas tiene multitud de formas de preparación según donde lo consumas, como pueden ser a la plancha  o espetadas, pero que siempre aparece en los mercados y en las cartas de los restaurantes y chiringuitos, la Sardina.

La sardina es un pescado azul, por lo que tienen un muy buen perfil lipídico, es decir un buen contenido en grasas. Las grasas que contienen son insaturadas, siendo la más importante en contenido los tan afamados ácidos omega 3. Este hecho conlleva a que este alimento sea un alimento muy indicado para personas con problemas de colesterol o hipertensión asociada.

Las sardinas también son ricas en vitaminas A y D lo que las hace un alimento excelente para el desarrollo, siendo beneficiosas en épocas de lactancia, ya que es un enriquecedor natural de la leche, aumentando la calidad de esta.

Por otra parte un consumo elevado durante el embarazo podría suponer un riesgo para el feto debido a su contenido en mercurio. Además las sardinas tampoco serían recomendables para personas con problemas de gota, ya que contienen una elevada cantidad de purinas, lo que las hace perjudiciales para este grupo.

Las sardinas son un alimento muy beneficioso para la salud, pero como cualquier alimento, por muy sano que sea, se recomienda que se tome en su justa medida, ya que la abundancia y la monotonía en la alimentación no son saludables. A aprovechar las vacaciones y del cambio de alimentación al que esta nos empuja.

Pablo Vélez es nutricionista y dietista y puedes encontrarlo en @NDencasa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
X