con Nervion en la maleta

Nervión a la sombra del Coliseo

María Torres

María Torres Gálvez nos escribe desde Roma. A sus 25 años, abandonó el pasaje del Doctor González Gramage, entre las calles Espinosa y Cárcel y Villegas y Marmolejo, para pasar un año estudiando Ingeniería de Edificación en la Ciudad Eterna. Desde Roma, añora el olor de los caracoles y cuestiona que italianos y españoles nos parezcamos tanto.

¿Por qué te fuiste? Decidí venirme a Roma conu una beca Erasmus, por vivir una experiencia única y nueva, aprender otro idioma, conocer otra cultura. Y aunque no había visitado Roma, he podido conocerla de la mejor manera durante todo este año.

¿Qué echas de menos de tu barrio? Pues sinceramente echo de menos mi familia, amigos, la rutina… El simple hecho de ir a comprar al Mercado de las Palmeritas, dar una vuelta por las tiendas de Nervión Plaza o tomarme una tapa en Taberna Chani con mis padres, o una cerveza con mis amigos en Corner. Y en esta época, los caracoles.  Aunque me he sentido como en Nervión, al tener en la esquina de casa una Iglesia Salesiana, y haber podido vivir un 24 de Mayo distinto.
¿Qué has descubierto fuera de tu barrio? ¿Qué hay allí que no tenga nada que ver con lo que veías como algo normal aquí? Dicen que la cultura italiana se parece a la española, pero no es así. Me he dado cuenta en su día a día, los horarios de vida o las 24 horas de la ciudad, quizás por ser una ciudad tan turística que nunca duerme. Y algo tan simple como el que un coche se pare en un paso de cebra para dejarte pasar, ya es una aventura aquí.
¿Has encontrado lo que esperabas? ¿Cómo es tu vida allí? Estoy muy contenta por haber podido vivir en una ciudad como es Roma, no cambiaría nada de este año, sobre todo por su riqueza cultural y arquitectónica, todo lo que he conocido y vivido. Estudiar a las espaldas del Coliseo, hace que valore la suerte que he tenido, y que nunca más podré tener esa sensación de ver a diario el Coliseo.
¿Cómo presumes de tu barrio en Roma? De su tranquilidad, su tiempo, de sus cervezas al Sol y de la cultura del “tapeo” 
¿Cómo ves desde fuera la situación de tu barrio comparándolo con el lugar donde estás ahora? Vivir en un barrio donde está la estación principal de Roma, hace que salga de casa con los cinco sentidos. No tiene nada que ver, Nervión es un barrio más familiar, más tranquilo, te encuentras familias paseando tranquilamente o los niños en el parque, a diferencia de aquí. Aunque por otro lado, lo bueno es que aquí sales un Domingo y lo tienes todo abierto, tanto el supermercado como tiendas de ropa o una simple ferretería.

¿Vas a volver? Sí, vuelvo en dos semanas, pasaré del calor romano al sevillano. Con pena pero a la vez alegría de volver, con muchas cosas positivas.

¿Recomendarías a alguien irse fuera? ¿Por qué? Sí, creo que debería ser asignatura obligatoria, ya sea por trabajo o estudio. Hace que crezcas como persona, que hagas cosas que no pensabas que ibas a ser capaz, de conocer otro idioma, otra cultura, otras personas tan distintas a tu vida cotidiana. Aunque, inevitablemente, eches de menos a los tuyos pero hace que valores lo que tienes en tu vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X