Semana Santa

Nervión y Utrera, unidas por Consolación

Consolación es la advocación que une a dos territorios. Utrera y el barrio de Nervión han plasmado oficialmente su hermanamiento a través de esta devoción este domingo en el santuario de la localidad de la provincia. Una relación que viene de lejos. 

Este domingo 3 de febrero, la hermandad nervionense se ha desplazado hasta la ciudad de Utrera para estrechar lazos con la hermandad con la que comparte la advocación de la Virgen de Consolación. El hermanamiento, que ya había sido ratificado en cabildo y autorizado por la autoridad eclesiástica, se ha celebrado en el santuario.

En este templo, tras haber celebrado una misa, se han intercambiado documentos que dejen por escrito este hermanamiento entre las dos hermandades. En esta celebración ha participado el coro de la hermandad nervionense, que acompaña a la dolorosa en los cultos y en su rosario vespertino de cada final de verano.

Un hermanamiento de casi 50 años

El Viernes de Dolores de 1972, coincidiendo con la primera salida procesional de la Virgen de Consolación bajo palio por las calles del barrio de Nervión, tuvo lugar un singular momento de la historia de esta corporación penitencial. En esta jornada se entronizó una réplica de la Virgen de Consolación de Utrera en la delantera de este paso de palio.

A este acto asistió corporativamente la hermandad de la Virgen de Consolación de este bello pueblo, con su hermano mayor al frente, Salvador de Quinta y el alcalde de esta localidad de la provincia sevillana.

R.N.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X