SS-Historias

Una reliquia del Papa Pío V para La Milagrosa

La Hermandad de la Milagrosa contaba ayer que, aunque no llegará para Semana Santa, será poco después de esta cuando reciban en Ciudad Jardín una reliquia del Papa Pío V. Pero, ¿por qué de este Papa y qué tiene que ver con la corporación del Sábado de Pasión?

Tintado de lunas

Ya había un guiño a este Papa que vivió en el siglo XVI en el palio de la Virgen del Rosario de la hermandad de Ciudad Jardín. En la bambalina trasera, encontramos como remate central un escudo con unas franjas en oblicuo, la mitra y las dos llaves de San Pedro cruzadas. Es el escudo papal de Pío V, un papa que desde luego no deja a nadie indiferente.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, el palio de la Virgen del Rosario sigue un programa iconográfico relacionado con la Batalla de Lepanto. Ello se debe a la intercesión de la Virgen del Rosario en esta victoria contra las tropas turcas. Lo cierto es que fue Pío V quien desde la silla de San Pedro impulsó la llamada ‘Liga Santa’. Integrada por España, Venecia, los Estados Pontificios y Génova, esta entente pretendía hacer frente a las amenazas del Imperio Otomano.

Fue esta liga la que se enfrentó a los turcos en la Batalla de Lepanto. Antes de partir, el Papa “pidió a la cristiandad que rezase con fervor el Santo Rosario de la Santísima Virgen, para obtener su mediación en la Batalla de Lepanto y lograr así la victoria”, según cuentan desde la Hermandad de la Milagrosa. Una vez lograda la victoria, el pontífice fijó el 7 de octubre como el día de la Virgen de las Victorias, que también fue conocida como la del Rosario -por estar relacionada con el rezo que había mandado el Papa para lograr el triunfo-.

Según la Hermandad de la Milagrosa, esa reliquia del Papa -que es también santo- irá en un lugar privilegiado en el palio, muy cerca de la dolorosa de Ciudad Jardín. La reliquia será entregada a la corporación por el Cardenal Soldini, prelado de Honor del Papa Francisco una vez pase el Domingo de Resurrección.

Pío V: la casta Capilla Sixtina, una reina hereje y la prohibición de los toros

Como hemos contado antes, el Santo Papa Pío V no fue un pontífice que dejara indiferente a nadie. De hecho vamos a contaros algunas cosas curiosas (y sorprendentes de su pontificado):

  • Participó en la Inquisición con un puesto predominante. De hecho, el Papa Paulo IV lo nombró Gran Inquisidor siendo cardenal, algo que solo estaba reservado para los Papas.
  • Expulsó a las prostitutas de Roma y a los judíos de toda la jurisdicción del papado, exceptuando a los residentes en Roma y Ancona.
  • Mandó al pintor Daniele da Volterra que retocara las pinturas de Miguel Ángel de la Capilla Sixtina para ponerles calzones a los que tenían los genitales al aire en ‘El Juicio Final’.
  • Prohibió las corridas de toros, amenazando con excomulgar a perpetuidad a los que las organizaran o participaran en ellas.
  • Emitió la bula ‘Regnans in excelsis’, por la que declaraba hereje a la Reina Isabel I de Inglaterra. En ese documento se consideraba que los súbditos católicos no le debían lealtad a la reina. El siguiente papa, Gregorio XIII, fue más allá: anunció que matar a la reina de los ingleses no sería pecado.
  • Fue el primer Papa que vistió de blanco. Se debe a que era dominico, y cuando fue elegido siguió usando su hábito de fraile. Desde entonces, los papas se visten de blanco.
  • Fue un pontífice que sometió a la Iglesia a grandes recortes y la condujo a la austeridad. Redujo la corte papal y, con ello, los costes de la misma. Y obligó a obispos y cardenales a llevar una vida de “austeridad y piedad”.

M.P.M.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X
/* ]]> */